La riqueza de la novela corta mexicana no corresponde con los escasos y esporádicos acercamientos de la crítica especializada y la divulgación periodística dentro y fuera del país. Salvo algunas obras generales y antologías, lo evidente es la ausencia de una visión de conjunto que explore con profundidad las características formales de las obras y su inserción en la historia, la crítica y la poética de este filón de la narrativa mexicana.

Buscando enmendar esa carencia, Una selva tan infinita ofrece un diálogo múltiple sobre la novela corta en México.  Sus dos volúmenes reúnen treinta y cinco aproximaciones panorámicas de narradores,  ensayistas y académicos: testimonios, ensayos literarios, estudios comparativos de características formales o temáticas entre diversas obras, así como análisis autónomos sobre algunos autores conforman el corpus de esta obra. Sus colaboradores tienden una red de significados críticos sobre las tendencias narrativas, las actitudes de grupo y las expresiones personales, los lugares de encuentro y los puntos de fuga entre algunos de los autores y las obras más representativos de este género, tan cultivado en México.

El primer volumen de Una selva tan infinita abre con la perspectiva personal de Luis Arturo Ramos, Juan Villoro, Ana Clavel y Álvaro Enrigue. Con lucidez y suspicacia nos comparten las intuiciones de su oficio, al tiempo que dejan ver las certezas y las dudas sobre un género que se resiste a las definiciones ortodoxas. En el siguiente apartado, José Cardona-López y José Ricardo Chaves exploran, respectivamente, el marco teórico de la nouvelle y el trasfondo de la cultura romántica en obras y autores mexicanos del siglo XIX.  Christian Sperling, Andreas Kurz, Mary Carmen Sánchez Ambriz y Ana Vigne Pacheco estudian autores como Justo Sierra, Gutiérrez Nájera, Laura Méndez de Cuenca y Nervo, impulsores de la modernidad de la novela corta durante el periodo 1872-1922.  La confrontación forma y estética de las décadas de 1920 a 1940 se aborda en el capítulo “Novelas en campo abierto” por Leonardo Martínez Carrizales, Rodolfo Mata, Rosa García Gutiérrez, Víctor Díaz Arciniega y Gabriel M. Enríquez.